website

Cómo usar chalecos antibalas


Cómo usar chalecos antibalas

Los chalecos antibalas salvan vidas en el campo todos los días, pero no son infalibles. El ajuste y el uso inadecuados pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte en una situación crítica. Aquí hay una breve guía sobre cómo usar un chaleco antibalas y otros chalecos antibalas. Recuerde, en caso de duda, siga siempre las instrucciones del fabricante para el chaleco antibalas que seleccione.

Encontrar el ajuste perfecto

Para obtener los máximos resultados en términos de comodidad y protección, su chaleco antibalas debe ajustarse perfectamente. Los chalecos antibalas demasiado holgados o demasiado apretados podrían restringir o impedir el movimiento y abrir vulnerabilidades.

Obtenga su armadura a la medida, usando el uniforme o el atuendo con el que es más probable que use la armadura corporal en conjunto. Los paneles interiores no deben superponerse para evitar daños y restricciones de movimiento.

Más apretado definitivamente no es mejor, incluso si se siente más seguro. Las correas deben estar seguras, pero no demasiado apretadas. La ondulación y el pandeo de las correas son una señal de que pueden estar demasiado apretadas. Las correas demasiado apretadas pueden hacer que el chaleco antibalas quede demasiado alto, dejando vulnerable la sección media.

Lleve un registro de los cambios en su cuerpo a lo largo del tiempo. Si aumenta o pierde peso, considere volver a llevar su chaleco antibalas para volver a ajustarlo.

Tenga en cuenta que los chalecos antibalas diseñados para diferentes sexos pueden ajustarse de manera diferente. Asegúrese de seleccionar la construcción de chaleco antibalas que mejor se adapte a la forma de su cuerpo.

Cómo usar correctamente una armadura corporal

La armadura corporal viene con instrucciones. En caso de duda, siga siempre las instrucciones del fabricante. Es posible que las restricciones que se aplican a un conjunto de chalecos antibalas no se apliquen a otro.

Sin embargo, aquí hay algunas reglas generales sobre cómo usar un chaleco antibalas y otros chalecos antibalas...

Dirección de la placa

Las placas blindadas que forman el componente protector de los chalecos antibalas suelen estar contorneadas para ajustarse al cuerpo. Asegúrese de que las placas estén orientadas en la dirección correcta. Esto parece una instrucción obvia, pero muchos informes de campo critican a los soldados por usar sus placas al revés porque les resulta más cómodo.

El uso de placas hacia atrás abre vulnerabilidades y puede disminuir la comodidad del usuario al tiempo que aumenta el desgaste. Algunos materiales de la placa, como la cerámica, solo brindan la máxima protección en una dirección: si una bala golpea la parte posterior de la placa, puede atravesarla, incluso si la placa está clasificada para proteger contra esa ronda.

En caso de duda, inspeccione la placa. Las placas suelen tener instrucciones en la parte posterior de la placa. Asegúrese de que el lado con las instrucciones mire hacia su cuerpo.

Distribución del peso

Si el peso no se distribuye correctamente, la armadura corporal puede cobrar un alto precio en la zona lumbar, incluso hasta el punto de causar daños permanentes. Si usa una armadura corporal pesada durante un período prolongado de tiempo, definitivamente comenzará a sentirlo, incluso si no lo siente inicialmente.

Asegúrese de que todas las correas estén aseguradas y apretadas (sin apretar demasiado) para distribuir el peso de la manera más uniforme posible en el torso, con la menor presión posible en la parte inferior de la espalda.

Tamaño

Asegúrese de usar chalecos antibalas que sean del tamaño adecuado para su cuerpo. Los usuarios más grandes pueden verse tentados a usar placas más pequeñas para mantener ligero el peso del chaleco antibalas, pero las placas pequeñas crean vulnerabilidades. Así, también, haz placas de gran tamaño en marcos más pequeños (además de acumular kilos de más y provocar más tensión en la espalda).

Cómo es usar chalecos antibalas

Ninguna descripción coincide con la experiencia de usar su chaleco antibalas, especialmente porque los chalecos antibalas vienen en una variedad de formas, tamaños y pesos.

Si es posible, considere usar periódicamente su chaleco antibalas durante su rutina diaria. Esto es perfectamente legal siempre que no haya sido condenado por un delito grave violento, aunque algunos estados prohíben el uso de chalecos antibalas en las escuelas.

En pocas palabras: un escenario de combate no es el momento en el que desea aprender nuevos datos sorprendentes sobre cómo es usar su chaleco antibalas.

Armadura blanda

Los chalecos antibalas blandos son livianos y presentan pocas restricciones de movimiento, aunque una placa ubicada de manera inconveniente sobre una articulación puede hacer que sea más difícil doblarla. Un peso más ligero significa menos dolor y fatiga por el uso a largo plazo, pero también puede ser menos protector. La armadura corporal tampoco respira muy bien , así que espere un torso sudoroso.

Armadura de placas

Los chalecos antibalas de placas ofrecen más protección, pero a expensas del peso y la movilidad. Si una placa se coloca sobre una junta, olvídese de doblar esa junta. Es por eso que es tan importante usar correctamente su chaleco antibalas y otras piezas de armadura de cuerpo de placa. Además de ser sudoroso e irrespirable, el chaleco antibalas puede causar una fatiga significativa y dolor de espalda si se usa durante varias horas seguidas.

¿Cómo es luchar con chalecos antibalas?

Si sabe cómo usar un chaleco antibalas o un chaleco antibalas correctamente, debería impedir mínimamente su movilidad en una pelea. Sin embargo, la armadura corporal pesada puede causar fatiga y dolor con el tiempo. También puede limitar el flujo sanguíneo y reducir la conciencia situacional.

Si recibe un puñetazo mientras usa un chaleco antibalas, aún puede sentir el impacto, aunque algo más distribuido. Si la armadura atrapa una bala, los usuarios describen la sensación como similar a ser golpeado por un martillo. Dejará un moretón desagradable al día siguiente, pero nunca ha sido fatal y, por lo general, no incapacita al usuario ni impide su capacidad para continuar la lucha.

Si la armadura corporal está demasiado floja, puede convertirse en una desventaja en una pelea, lo que le permite al oponente algo a lo que agarrarse al agarrar, ganar palanca o incluso estrangular al usuario. Por eso es tan importante usar correctamente un chaleco antibalas que se ajuste correctamente.

¿Cómo mantiene su chaleco antibalas listo para la acción?

Por lo general, el fabricante clasifica la armadura corporal para que dure cinco años o más, pero para que siga funcionando correctamente, es importante mantenerla correctamente. Estos son algunos pasos a seguir para mantener su chaleco antibalas listo para la acción...

  • Evite el remojo. La exposición prolongada al agua puede degradar el chaleco antibalas y hacer que las costuras y los cierres se aflojen. No empape su chaleco antibalas, no intente lavarlo en la lavadora e intente protegerlo de la lluvia intensa.
  • Cuelga y seca tu armadura. Si su chaleco antibalas se moja, cuélguelo para que se seque. Sin embargo, no guardes tu chaleco antibalas en una percha. Podría comenzar a perder su forma y encajar incorrectamente.
  • Practique la limpieza de manchas. Para limpiar su armadura y controlar el olor a sudor, limpie la armadura con jabón, agua y un paño limpio, una sección a la vez, limpiando el exceso de humedad con cada sección.
  • Armadura blanda enrollable. Normalmente, los chalecos antibalas se pueden almacenar planos, pero guardar los chalecos antibalas enrollados puede mantenerlos más flexibles, flexibles y cómodos de usar.
  • Mantenga su garantía archivada. De hecho, conserve toda la documentación, incluido el comprobante de compra y el número de serie. Si su chaleco antibalas necesita servicio, será útil.

Recuerde, saber cómo usar un chaleco antibalas puede marcar la diferencia entre detener una bala o no; ser capaz de luchar con eficacia o no; sufrir dolor de espalda o un mal funcionamiento de la correa en el peor momento posible. Tómese el tiempo para aprender su chaleco antibalas; podría terminar salvándole la vida.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados